Entradas

Emprende01

El emprendedor, actor principal de las situaciones difíciles. Por Luisa Benavides.

Emprende01

Un centro de emprendimiento es un espacio capaz de apoyar a todas aquellas personas interesadas y motivadas para la creación de empresas, el desarrollo de planes de negocio, el fortalecimiento empresarial y el fomento y promoción de emprendimientos locales. Se debe ocupar también de una manera muy eficiente de propiciar el espíritu emprendedor. Sin embargo, la creación de espacios para la innovación y el emprendimiento resulta de gran interés para los que creen que ella hace, con creces, la diferencia entre los múltiples contextos y entornos tanto en la empresa como fuera de ella.

La innovación, por así decirlo es un proceso muy complejo en el que participan variables difíciles de  controlar e incorporar para garantizar sus resultados. Ellas representan la estructura económica social y exigen coherencia para establecer vínculos entre ellas y los propios emprendimientos. Su comprensión es de vital importancia. El centro de emprendimiento que valore el papel crucial de la innovación como proceso se justifica plenamente y cumple una función económica vital. No es  para nada baladí.

Los temas: tejido institucional, marco legal y el emprendedor constituyen, incluyendo el proceso de innovación, la fórmula para incorporarse al desarrollo en cualquier ámbito. Sobre todo, porque la coherencia entre estas variables, elementos de un sistema, es lo único que garantiza el éxito en forma particular o en forma general. Es un axioma la coherencia como generadora del éxito. Por todas estas razones es que la información y la capacitación son las herramientas más adecuadas para incorporarse a los procesos.

Emprende02

¿De qué manera pretende el centro de emprendimiento cubrir estas expectativas?

Se han organizado un conjunto de actividades que van desde los cursos-taller hasta el coaching de innovación. También se publicará el blog de innovación para ir tratando los temas con mayor particularidad. Contamos con especialistas en los temas tratados, lo que permitirá ver el emprendimiento como un proceso que involucra  tres fases muy definidas y diferenciadas. La primera es la curiosidad, la cual, queda satisfecha al buscar información sobre los temas actuales, en los que se identifiquen algunas ideas o sueños que motiven al actor. Si se puede  reflexionar apoyados por la información adecuada se generará la intención de hacer algo, de moverse o simplemente, como afirmaba Druker, de  emprender buscando el cambio, para que responda a él y lo utilice como oportunidad. Mark Twain también afirmaba que un hombre con una idea nueva es un loco hasta que ésta triunfa. La creatividad siempre es vista como un arte, de allí la necesidad de incorporar a la cultura moderna, industrial, una dosis de arte.

En la segunda fase, es necesario que pongamos manos a la obra y utilicemos las herramientas de la planificación para concretar el sueño, la idea o el emprendimiento, con mecanismos de innovación, de administración y de control.

El seguimiento de los procesos instalados requiere de evaluación y reciclaje para completar lo comenzado con éxito, de eso nos ocupamos en la tercera fase. Abundaremos en el seguimiento permanente a través del coaching. Con este pensamiento de Ben Weissenstein, el Centro de Emprendimiento los invita a unirse a él: “Todo empieza como nada”.

Emprendeonline, MKT01

El programa de marketing interno, una verdad incómoda para muchos emprendedores y empresarios del sector servicios.

Emprendeonline, MKT01

Aunque la necesidad de un  plan de marketing parezca algo común en las empresas de servicios, tales como; hoteles, posadas  y restaurantes, el hecho de auto revisarse primero antes de crear dicho plan representa, para muchos emprendedores, una verdad incómoda.

  • Quiero un plan de marketing
  • Está bien, comencemos desde adentro.

En reiteradas oportunidades esta es la propuesta de muchos de nuestros clientes; inversionistas, emprendedores y empresarios activos, es decir, con establecimientos y empresas en funcionamiento. Nuestra respuesta es la misma, aunque no el método para diseñar el plan – está bien, comencemos desde adentro.

Si algo tienen en común nuestros emprendedores latinoamericanos es su sentido de inmediatez que los hace recurrir a las alternativas más superficiales para obtener resultados inmediatos, tal como se percibe en aquellos establecimientos donde se pretende ocultar sus debilidades internas con un bonito uniforme del personal, un vistoso lobby, un sitio web muy bien diseñado o una carta, de diseño snob y muy costosa, impresa en papel especial, entre otros vestidos y maquillajes de rigor en tiempos de competencia voraz.

Revisar los elementos propios que dan vida y forma a la organización es esencial para establecer una estructura en la información recolectada desde lo interno de la organización, para luego determinar el plan de acción a seguir, sea cual sea el plan, sin insumos de lo que adentro sucede, nada será efectivo en la acción.

Emprendeonline, MKT02

Cuáles son estos elementos esenciales?

Según el consultor gerencial venezolano Marcel Antonorsi Blanco, la empresa competitiva deberá sostenerse en cinco pilares, para lograr los niveles de competitividad requeridos en el sector, que se refieren al aprovechamiento de los recursos con los que cuenta la empresa, para poder navegar en buenas aguas y sostenerse en tiempos de tempestades. Estos pilares son;

  • Los recursos humanos
  • Los recursos tecnológicos
  • Los modelos de gestión empresarial
  • Las buenas prácticas de uso de los recursos del medio ambiente
  • Su responsabilidad con la comunidad donde se desenvuelve o RSE (Responsabilidad Social Empresarial).

Como usamos estos recursos para el plan de Marketing?

Comencemos por recordar a Josep Chias, un célebre consultor español de marketing turístico y de servicios, quien titulo su libro más vendido como “El mercado son personas”. Allí, en ese libro, aparece una expresión que vale la pena recordar, respecto al mito de que “el cliente siempre tiene la razón”, esta dice;

“No es convencer al personal de que el cliente es el rey, sino de que el cliente es un ser humano, que tiene que ser tratado, en primer lugar, como persona, y en segundo lugar como hemos planificado” pp. 91.

Aunque todos los recursos antes mencionados, son de importancia para el plan, nos dedicaremos en esta nota a darle la importancia que se merece al programa de marketing interno. Entendiéndolo como aquellas acciones que están dirigidas al mejoramiento continuo, en su habilidad y capacidad de respuesta al cliente, del personal de contacto en la organización, desde su equipo directivo hasta el personal operativo de base.

Estas acciones del programa de marketing interno, deben tener como objetivo, en primera instancia, el fomento de la cultura organizacional de la empresa, identificación de los valores corporativos y la implementación de una política transparente de incentivos económicos y no económicos por parte de la empresa hacia sus trabajadores.

Emprendeonline, MKT03

Que debemos analizar para  darle forma al programa de marketing interno?

Existen muchas técnicas y métodos para el análisis de situaciones internas, que van desde el uso de la matriz FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) hasta las más recientes publicadas en los libros que recomiendan el modelo de la Programación Neurolingüística y modelos como el de la Quinta Disciplina de Peter Senge, en relación a las “organizaciones que aprenden”.

Sin embargo, a continuación presentamos una adaptación de los factores objeto de análisis interno, recomendados por Chias,  en su libro “El mercado son personas”, quien sugiere que es conveniente estudiar y evaluar lo siguiente;

  • Clima de la organización
  • Programa de retribución en el sector competitivo
  • Nivel de comunicación interna, tanto de arriba hacia abajo, como al revés
  • Identificación con los valores y objetivos de la empresa y el servicio (alineación estratégica)
  • Adecuación funcional al puesto de trabajo
  • Habilidades y capacidades personales para el desarrollo funcional y relacional (formación y capacitación en competencias)

Cuando la organización decide autoevaluarse y re inventarse de acuerdo a sus propios recursos disponibles, adaptándose a los cambios constantes, tanto internos, como externos, dándole la importancia a su recurso más diferenciador; su propia gente y  hacer de ellos sus embajadores por excelencia, es cuando se ha logrado obtener la única fórmula con la cual lograremos construir una cultura de servicio orientada al mercado, que al fin y al cabo ¡son personas!.