El Miedo. Por Luisa Benavides.

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son”

Tito Livio (59 AC-17 DC) Historiador romano.

Este es un tema del que todos queremos hablar y que nos hablen. De allí que lo abordan los filósofos, las ciencias políticas, los científicos, los médicos, los psicólogos y cualquier otra persona que se sienta con libertad de hacerlo. Podríamos empezar por preguntarnos por la naturaleza del miedo.

Desesperado-2293377_1280

Krishnamurti,  filósofo indio muy reconocido y a quien leí en mis años de universidad, afirmaba que la naturaleza del miedo estaba en el pensamiento y en el tiempo. Por un lado la capacidad humana de pensar, elabora el miedo, que se centra en el tiempo, en el futuro y en la inexorable regla de la vida del envejecimiento que comienza apenas nacemos.

En la ciencia política aparece una mención al miedo de la mano de Maquiavelo, en frases que permanecen en el relato moderno de la forma de hacer política. Maquiavelo se pregunta si vale más ser amado que temido, y se responde “Nada mejor que ser ambas cosas a la vez; pero puesto que es difícil reunirlas y que siempre ha de faltar una, declaro que es más seguro ser temido que amado.”

633f30_7db3e0b6a68c4093afbca2a789ded0fd_mv2

Los científicos como Marie Curie, Premio Nobel de Física y de Química, señalaba “Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es el momento de comprender más para temer menos”.

Los médicos afirman por otro lado que el miedo se encuentra alojado en el sistema límbico donde residen las emociones y que éste obedece a un mecanismo hormonal.

La psicología como ciencia moderna, en su desarrollo inicial,  crea la escuela conductista que le otorga al ser humano un componente emocional concretado en  tres emociones básicas el amor, la cólera (ira) y el miedo.

En otra corriente teórica Freud advierte, en la teoría del miedo, que ésta es una emoción primaria que se deriva de una aversión natural al riesgo o a la amenaza, que sienten todos los animales incluidos el hombre. Existe así mismo, según afirma Freud, el miedo real y  el miedo neurótico que corresponde al que no es real. En su famoso libro sobre la histeria,  descubre que está asociada a la angustia, en cuya manifestación se observa el miedo.

Los humanistas afirman que el hombre  tiene  necesidad de evitar el dolor,  es una necesidad asociada también al miedo.

man-921004_1280

El miedo nos avisa una situación de peligro y nos previene de los riesgos, vivir sin miedo no es posible, sin embargo, el miedo paraliza e impide crecer y progresar cuando las personas no son capaces de controlarlo.El común de la gente piensa que el miedo es una sensación desagradable, producida por la percepción del peligro – sea este real o no – tanto en el presente, como en el futuro.

El miedo no es bueno ni  malo, sin embargo te puede perjudicar o beneficiar en la medida que la adaptabilidad  permita convertirlo en una oportunidad, si no sintiéramos miedo viviríamos de forma tan temeraria que nuestra vida estaría muy seriamente en riesgo.

abismo-2036211_1280

El no sentir miedo es una utopía y las personas que  no sienten miedo  simplemente están enfermas y deben ser atendidas, porque además representan un peligro para la convivencia social.

El miedo cuando es exacerbado hacia situaciones u objetos puntuales puede convertirse en fobias, en estos casos se requiere tratamientos médicos especializados.

Por otro lado, en ocasiones el miedo real o imaginario suele convertirse en pánico, lo que genera una situación de ansiedad en las personas, con el agravante de que luego de este tipo de episodios la persona desarrolla el miedo al miedo.

Sistematizando lo dicho hasta ahora afirmamos, entonces, que el miedo es;

  • Una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.
  • Es un sentimiento común a todos los seres humanos
  • Algunos miedos tienen valor para la supervivencia
  • No solemos tener conciencia de que el miedo es parte de nosotros, de lo que somos.
  • El miedo se asocia con el dolor
  • El miedo altera la percepción.
  • Las fobias son la manifestación patológica del miedo.

miedo-3949033_1280

El miedo es una emoción que está presente en nosotros estemos o no conscientes de ello, va más allá de una reacción al peligro.

Es un sentimiento, una emoción esencial que puede operar en un continuo que va desde el amor en un extremo, y que produce sentimientos creadores agradables, al otro extremo, que es el miedo o lado oscuro, que nos obliga a acciones desagradables, violentas, de protección para evitar el dolor.

El amor casi siempre se relaciona con la poesía el arte y el miedo con el horror el terror, lo oscuro; pero ambos sentimientos están en la naturaleza humana como emociones que deben ser controladas por las personas para poder cumplir sus sueños sus aspiraciones sus expectativas y también sus metas más concretas en la vida.

sombrío-1571207_1280

El miedo también paraliza cuando las personas no tienen conciencia de él y ésto les impide progresar, arriesgarse, conocerse a sí mismos, valorarse, tener autoconfianza, simplemente no los deja tener éxito. El miedo auto sabotea.

Tenemos miedo a la soledad que según los humanistas es un miedo arraigado en el ser humano como una sensación permanente.

El miedo más irracional es el  miedo a la vida y a la muerte y, por ende, a la incertidumbre. Esto es muy difícil de controlar cuando no somos capaces de visualizar el futuro.

station-1848972_1280

Llegados hasta aquí se preguntarán: ¿cómo puedo vencer mis miedos? ¿Es eso posible?

Para concluir les tengo una buena noticia: Sí podemos hacerlo nosotros mismos. Para ello debemos estar dispuestos a:

  • Tomar conciencia de que el miedo es parte de nuestra constitución humana.
  • Tratar de controlarlo para nuestro beneficio personal.
  • Establecer estrategias perfectamente posibles para abordarlo con técnicas muy sencillas.
  • No huir de él, más bien enfrentarlo.
  • No negarlo, más bien aceptarlo.
  • Reconocerlo como una oportunidad para orientar los talentos.
  • Si no puedes solo, buscar un coach que ayude a enfrentarlo para superarlo.

Para complementar este tema te invito a ver mi vídeo en YouTube sobre cómo superar los grandes obstáculos para emprender. ¡Allí nos vemos!